Video marketing y redes sociales… ¡Una combinación ganadora!

El video marketing es una herramienta que, a pesar de ya tener tiempo establecida como tendencia, es hoy día más importante y relevante que nunca. Todo buen experto en mercadeo debe tener eso muy en cuenta y debería sobre todo aplicarla a la hora de construir estrategias de social media marketing.

El porqué de esa última sentencia es simple: ¡Porque la combinación del poder de las redes sociales y las ventajas que ofrecen los formatos en vídeo es insuperable! De acuerdo al portal MarketingDirecto, plataformas como Instagram, Facebook o Twitter son perfectas para encontrar (¡y llegar!) al público ideal… y vender, claro, que es el objetivo final de toda estrategia de marketing.

Y es que son cientos de millones de personas las que consumen videos por redes todos los días debido a la relativa simpleza de la herramienta y al científico hecho de que el cerebro humano procesa el contenido visual mucho más rápido que el texto. Ahora bien, como todo, es obvio que para tener éxito con el video marketing se debe hacer buen contenido. ¿Cómo? Conociendo a la audiencia, recopilando ideas y planificando lo que se ofrecerá, y, finalmente, contando historias (cortas, concisas, directas y accesibles) que conecten.

¿Y cuáles son las ventajas de cada red social? Veamos:

  • Instagram: Esta red, que cuenta con mil millones de usuarios activos, ofrece 60 segundos de video que se pueden aprovechar al máximo. Y ni hablar de las stories y todos los espacios abiertos a la interacción con la audiencia.
  • Twitter: Acá la interacción es increíble y la posibilidad de compartir videos es hasta mayor. Otra gran ventaja es su inmediatez y el hecho de que, a pesar de los pesares, sigue siendo una de las redes más importantes.
  • Facebook: De nuevo, una plataforma con más de mil millones de usuarios que, de paso, cuenta con la posibilidad de montar material tanto corto como largo.
  • YouTube: Es el rey del video marketing porque es el segundo buscador más poderoso después de Google. La audiencia es casi infinita y, cuando se trata de contenido, se puede hacer prácticamente cualquier cosa de cualquier duración, con una calidad de producción mayor que en otras plataformas.
  • Snapchat y TikTok: Dos plataformas específicamente de videos cortos que, sin embargo pueden ser muy bien aprovechadas para atraer al público millennial y centennial.

¿Y qué vídeos se pueden hacer?

El video marketing no restringe, pero lo ideal sería producir material original sobre productos y servicios. Eso adobado con videos corporativos, tutoriales, promocionales, testimoniales, vlogs, streaming, y un largo etcétera.