Twitter: ¡Los bots inundan la red social!

Estudios recientes realizados por un grupo de investigadores de la Universidad del Sur de California y la Universidad de Indiana acaban de demostrar algo que ya se venía rumorando desde hace bastante tiempo: ¡Twitter está plagada de bots!… Y no una cifra cualquiera, no. Estamos hablando de un 15% del total de usuarios activos que mensualmente navegan por la popular red social.

Ese gran 15% representa unas impresionantes 48 millones de cuentas las cuales son manejadas ya no por personas sino por computadoras, softwares, inteligencias artificiales y programas automatizados que se encargan de muchas y diversas funciones (buenas, malas, regulares) como enviar mensajes, responder tweets, hacer RT, seguir otras cuentas, viralizar contenido, y un muy, muy, muy largo etcétera.

Ah… ¡Y seguirse entre ellos! Las investigaciones de ambas universidades estadounidenses demostraron que, en muchas ocasiones, los bots se buscan y se siguen entre ellos mismos para dar cierta impresión de humanidad y así burlar las condiciones de seguridad propias de la plataforma.

Ahora bien, hablar de que los bots inunden Twitter no necesariamente significa que se trata de algo negativo per se. Eso se traduce en que hay muchas cuentas de este tipo que son beneficiosas por el hecho de que, por ejemplo, proveen de información, alertan sobre desastres naturales, manejan la mensajería de atención al cliente de marcas y empresas, ponen a rodar en la red contenido realmente valioso, y mucho más.

Claro, estamos en un mundo en el que todo se puede torcer y lo que a veces sirve para lo bueno también puede hacerlo para lo malo. ¿Ejemplos? Los bots propagandísticos y los que difunden mensajes terroristas, los que hacen lo propio con aplicaciones maliciosas, los que hacen spam, los que solo se usan para inflar cuentas reales y, por supuesto, los que no hacen absolutamente nada.

Twitter, atento y al tanto de lo que sucede con los bots (sobre todo con los inútiles y maliciosos), está trabajando fuertemente para evitar todo esto último que se comentó, buscando constantemente la mejor manera de aumentar (en gran medida) los sistemas de seguridad en su plataforma. ¿Han logrado algo? El estudio demuestra que no, pero al menos la férrea intención de la empresa, aunque lenta para muchos, se agradece.