Realidad Virtual y Marketing: Una pareja con más futuro que presente

Hay una tecnología que ha avanzado a pasos agigantados en los últimos años, y esa ha sido la Realidad Virtual. Y tanto lo ha hecho, que el mundo del Marketing le ha saltado encima y ya ha comenzado a edificar un presente y, sobre todo, un futuro lleno de estrategias publicitarias basado en mucho de lo que ella tiene para ofrecer.

Hay que hacer un claro énfasis en eso del futuro, porque es hacia allá donde se prevén los mayores beneficios de la tendencia. No en el presente. De hecho, en la actualidad, pareciera que el apuro por montarse a la ola y emparentar sí o sí a estos dos elementos le está saliendo caro a los expertos del mercadeo, quienes tienen plena confianza en la tecnología, sí, pero no parecen muy claros en qué hacer con ella a día de hoy.

¿Por qué decimos esto? Según un estudio de la empresa de investigación de mercados Forrester Research, la Realidad Virtual no es estrictamente necesaria, ni se ha desarrollado al máximo como para justificar, bajo ninguna circunstancia, que el Marketing quiera entrar de lleno en ella ya. ¿En qué sentido? La tecnología es, según el informe, muy costosa en cuanto a producción de dispositivos, más costosa aún en cuanto a producción de contenidos, y, lo más importante, muy poco arraigada en el gran público.

Sí, es cierto que todo el mundo habla de la Realidad Virtual, pero casi nadie la ha experimentado. El estudio de Forrester demuestra que son muchas las personas que jamás han tocado un aparato de esa tecnología, y otras tantas ni siquiera saben de qué se trata. No han oído hablar de ella. Lo que es más: Se espera que la verdadera explosión mainstream de la Realidad Virtual no se dé ni hoy ni mañana, sino dentro de cinco largos años.

Ojo, porque la Realidad Virtual es el futuro. Su potencial es ilimitado y los beneficios que le pudiera generar al mundo del Marketing son infinitos… Pero eso no es ahora, ni pronto: Todo indica que será en, lo dicho, unos cinco años, cuando tanto la tecnología como los expertos en mercadeo ya estén totalmente adaptados unos a otros.