Rafael-Nunez-Aponte-los-cambios-tecnologicos-y-los-puestos-de-trabajo

Los cambios tecnológicos y los puestos de trabajo

La evolución de los puestos de trabajo es una realidad. La forma en la que se contrata personal hoy en día, dista mucho de la manera en la que se hacía hasta hace un tiempo no muy lejano. Las herramientas digitales con las que hoy contamos nos permiten poder trabajar de una manera mucho más eficiente, sin que el estar en una oficina sea necesario.

Es esta misma evolución que se ha dado en el mundo laboral lo que ha hecho que las personas deban reinventarse para poder mantenerse a la vanguardia tecnológica, pero no solo en cuanto a los productos y servicios que comercializan, sino que, además, sean capaces de atraer y mantener a personas que cada vez tienen menos ganas de cumplir horarios para poder realizar una labor determinada, y que ciertamente, muchas veces no tiene sentido hacerlo.

Rafael-Nunez-Aponte-los-cambios-tecnologicos-y-los-puestos-de-trabajo

Hoy resulta de lo más normal tener conferencias por Skype, enviar trabajos por el correo electrónico, dar explicaciones por Whatsapp, organizar todas las entregas por fechas en los calendarios de Google, o vender por Instagram, siendo una herramienta vital para todo ello, el acceso a internet y el poder disponer de un Smartphone, una Tablet, un computador de escritorio o una laptop.

Todas estas herramientas tecnológicas nos vuelven mucho más productivos, pues el horario de trabajo ya no es tan importante, lo que da beneficios, como temer tiempo para poder realizar otras actividades y mantener un equilibrio en nuestro día a día, aunque si se quiere tener éxito, el mantener el orden y llevar una planificación puede ser la diferencia entre ser exitosos, o terminar con un fracaso en nuestro trabajo a distancia.

Rafael-Nunez-Aponte-los-cambios-tecnologicos-y-los-puestos-de-trabajo

De esta manera, el reto no es solo para las organizaciones, sino también para quienes desean tener un estilo de vida más independiente, pero que, si no es bien manejado, puede traer graves consecuencias en nuestra vida laboral.

La evolución laboral que todos hemos experimentado ha llevado a la productividad a un escalón superior, pero también, ha vendido la idea de que todos pueden trabajar desde la orilla de una playa, cuando esto no es así. Tanto las empresas como los trabajadores deben ser capaces de encontrar las herramientas adecuadas para mantener un equilibrio que permita mantener motivados a los participantes y que también lo haga viable.