Rafael-Nuñez-El-marketing-digital

El pensamiento y el Marketing

En cualquier estrategia de Marketing Digital, son muchos los detalles que se deben tomar en cuenta, desde el horario para realizar alguna publicación en las Redes Sociales, hasta las alianzas que se van a establecer con otras personas, o marcas, que nos puedan ayudar a ganar mayor exposición y posibles nuevos clientes en nuestro mercado objetivo. Sin embargo, aunque lo ideal es manejar una correcta planificación sobre cada acción que se vaya a realizar, es importante destacar que, en las Redes Sociales, la capacidad de responder de manera rápida ante un determinado acontecimiento o situación es muy bien valorada, lo que puede dejar un margen a ciertos errores que pueden colocar en jaque nuestra estrategia.

Rafael-Nuñez-El-marketing-digital

Un Community Manager es muy importante en esta estrategia de marketing, pues, estos profesionales son los encargados de gestionar nuestra presencia en línea, monitorizando el contenido que compartimos, y gestionando las comunidades que se van creando alrededor de nuestra marca, con la finalidad de que se mantenga vivo el vínculo con nuestros seguidores y se vaya haciendo más fuerte con el tiempo.

Un error común en cualquier emprendimiento que este naciendo es darle la tarea de un community manager a alguien que no esté preparado para ello. Si bien es cierto que no solo los conocimientos son necesarios para esta labor, ya que la experiencia juega un papel muy importante, la verdad es que no cualquiera por tener una cuenta en Facebook, Twitter o Instagram puede asumir estas funciones.

Rafael-Nuñez-El-marketing-digital

En este punto, seguro muchos se habrán sentido identificados por alguna experiencia previa con su marca o incluso con sus redes personales, lo importante es entender, que, incluso de alguna situación poco positiva, se puede salir airoso siempre y cuando se gestione de la manera correcta, por eso, es poco recomendable borrar críticas o quejas que puedan tener algunos usuarios de nuestra marca, ya que presentan una oportunidad perfecta para escucharlos y tratar de solventar su problema y así contribuir a mejorar nuestra imagen, más allá de la importancia de la satisfacción del cliente, que no se puede dejar de lado.