¿Quieres que tu campaña de email marketing despegue? ¡Sigue estos consejos!

Una de las estrategias de comunicación digital y de mercadeo directo por excelencia que existen en el mundo es el email marketing, pues la misma es una herramienta muy simple que consiste en enviar correos electrónicos a los contactos disponibles o deseados para conseguir nuevos clientes o fidelizar a los ya existentes… ¿muy simple dijimos?

Como todo en el mundo del mercadeo, el email marketing tiene su truco. Cierto es que puede ser una estrategia más exitosa incluso que las llevadas a cabo a través de redes sociales, pero también es innegable que su eficacia depende mucho de la pericia de los expertos detrás de este tipo de campañas.

Explica TreceBits en un reciente artículo que un buen contenido es clave para alcanzar la máxima eficacia en el email marketing… Pero ¿y cómo logramos generar buen contenido que lame la atención? ¡Allí está el truco! El portal nos da los siguientes consejos en ese sentido:

  • Usando palabras que aludan a los sentidos: Es muy útil apelar a las emociones y sentidos de los clientes. Por lo tanto, para una buena estrategia de marketing digital, es imprescindible emplear expresiones como oler, saborear, ver o tocar.
  • Describiendo el ‘qué’ y el ‘porqué’: Escribir sobre las características de un producto, aunque sea de forma metafórica e imaginativa, es muy útil a la hora de realizar una estrategia de marketing. Sin embargo, explicar el porqué es incluso más importante. Los clientes deben conocer desde un principio la razón por la que podrían comprar un producto.
  • Llamando a la (rápida) acción: Es muy importante trazar estrategias comunicativas que hagan que el cliente actúe rápido. Por ello, es bueno informar en el contenido del correo si un producto u oferta se está acabando o quedan pocos días para que se deje de ofrecer un servicio. Esta sensación de urgencia puede hacer que el cliente actúe rápidamente.
  • Siendo persistentes: La persistencia debe ir unida a uniformidad en la estrategia de marca y comunicación. Es decir, aunque los correos electrónicos que se envían a los clientes comunican sobre cosas diferentes, deben disponer de una forma y estilo característicos y que sea similar en todos los mensajes, siendo siempre constantes. Así, el cliente no se lleva ninguna sorpresa incómoda y se familiariza con la imagen y estilo del negocio… y hablando de…
  • Apelando a la familiaridad: El contenido debe ser simple. Si vulgar ni con palabras complicadas y redacciones complejas. Es útil utilizar expresiones que puedan ser empleadas por lo clientes y de esta forma generar cercanía en ellos desde que comienzan a leer el correo electrónico.