MásQueDigital-Qué-es-la-omnicanalidad-en-marketing

¿Qué es la omnicanalidad en marketing?

El objetivo de una estrategia de omnicanalidad en marketing es crear una experiencia de usuario cómoda y fluida para los consumidores, que ofrezca muchas oportunidades de cumplimiento. Una estrategia omnicanal puede brindar a los consumidores la oportunidad de buscar y comprar en línea, en la tienda o una combinación de ambos, como «comprar en línea y recoger en la tienda». Hoy en día, las organizaciones de todas las industrias están aprovechando las estrategias omnicanal, que incluyen atención médica, comercio minorista, finanzas, tecnología y más.

Gracias a los canales en línea, los consumidores modernos tienen más opciones que nunca y esperan información en tiempo real. El marketing omnicanal les permite interactuar con las marcas en sus propios términos, lo que lleva a una mejor experiencia del cliente en general. El marketing omnicanal es la integración perfecta de la marca, la mensajería y los puntos de contacto en línea y fuera de línea a medida que los consumidores avanzan por el embudo de ventas, lo que permite una experiencia de cliente más impactante.

Esta herramienta adopta una visión centrada en el consumidor de las tácticas de marketing. Los consumidores ahora pueden interactuar con las marcas en innumerables canales, desde las redes sociales hasta las líneas directas de atención al cliente. Un enfoque omnicanal garantiza que el consumidor tenga una experiencia positiva y coherente en cada canal, al ofrecer algunos elementos clave:

  • Tono y visión de marca consistentes e identificables.
  • Mensajería personalizada basada en intereses específicos.
  • Contenido que se basa en interacciones pasadas y en la etapa actual del recorrido del comprador.

Una marca identificable simplifica el reconocimiento de la marca, mientras que la personalización basada en los intereses y el historial de compras aumenta la probabilidad de que los consumidores interactúen con el contenido de la marca en todos los canales.

MásQueDigital-Qué-es-la-omnicanalidad-en-marketing

¿Cuál es la diferencia entre multicanal y omnicanal?

Si bien omnicanal y multicanal son conceptos basados ​​en la idea de involucrar a los consumidores en múltiples plataformas, no son intercambiables. Multicanal analiza el canal específico y cómo se completará la transacción allí. Alternativamente, la omnicanalidad tiene en cuenta que el recorrido del cliente puede abarcar varios canales y analiza cómo crear la mejor experiencia a medida que los consumidores se mueven entre ellos. Cada interacción es un punto de contacto en un camino que conduce a una conversión.

Beneficios de la omnicanalidad

Hoy en día, la mayoría de las marcas estarán de acuerdo en que un enfoque omnicanal puede producir los mejores resultados. Si bien la implementación de este enfoque no es nada simple, cuando se realiza correctamente ofrece una serie de beneficios. Los consumidores de hoy están acostumbrados a ser bombardeados con mensajes de varias marcas y, como resultado, se han vuelto cada vez más selectivos con las marcas con las que eligen interactuar.

MásQueDigital-Qué-es-la-omnicanalidad-en-marketing

La creación de interacciones con el cliente omnicanal puede actuar como un diferenciador de marca, aportando los siguientes beneficios:

1. Una mejor experiencia de usuario

Dado que la omnicanalidad se centra en la experiencia individual en todos los dispositivos en lugar de en el canal, la experiencia del cliente es mejor.

2. Estrategia e identidad de marca coherentes

Crear una estrategia fluida en todos los canales significa crear una imagen y un tono de marca fácilmente identificables. Las organizaciones deben basar esta imagen en las necesidades y valores de la audiencia principal.

3. Aumento de los ingresos

Un enfoque omnicanal anima a los clientes a o interactuar con una marca a través de múltiples puntos de contacto y canales.

4. Mejores datos de atribución

Ser verdaderamente omnicanal no solo debe extenderse a la experiencia del usuario con su marca, sino también con su análisis de datos. Al realizar un seguimiento de las interacciones en todos los canales, las marcas comprenden mejor cómo se ve el recorrido del cliente, cuándo y dónde los consumidores prefieren participar y qué campañas han creado el mayor valor.