Mas Que Digital

Pokémon GO: ¿Fenómeno efímero?

En julio de este año, cuando salió al mercado el tan esperado juego de realidad aumentada llamado Pokémon GO, la revolución que se vivió a nivel mundial fue tan enorme que muchos no daban crédito a lo que sucedía. Millones de personas lanzadas a las calles a jugar y atrapar a los peculiares monstros de Nintendo eran el pan de cada día… eran… porque, más de tres meses después, la fiebre cesó y el fenómeno, tan rápido como nació, parece ir apagándose.

Lo que en su momento significó bonanza económica para Niantic, la empresa encargada de desarrollar la aplicación para Nintendo, y para el mismísimo gigante japonés (que aumentó su valor en bolsa a niveles jamás logrados) ahora es un recuerdo bonito, un presente estable con cierto desnivel, y un futuro algo incierto.

Fueron más de 45 millones de usuarios diarios los que Pokémon GO logró seducir en su buen momento, logrando romper cualquier cantidad de récords. Pero ahora, según estudios de Bloomberg, esa cifra ha disminuido, y de manera muy drástica. Tanto como 12 millones de personas son las que han abandonado el juego, y por diversas razones las cuales, por cierto, amenazan a los que todavía permanecen fieles.

Muchos claudican por problemas con el GPS, por los constantes errores y fallas de la aplicación, por las caídas del servidor, por los sabotajes y, sobre todo, por la ausencia de actualizaciones. Esto último se traduce en que Pokémon GO básicamente es, tres meses y tanto después de ser lanzado, el mismo juego.

Nintendo, viendo la pérdida de interés, se apura en ofrecer tanto mejoras como evoluciones en su aplicación paulatinamente. Algunas de ellas son el reciente acuerdo entre Niantic y Apple para que el juego esté disponible (muy pronto) en el Apple Watch, así como el lanzamiento de una pulsera llamada Pokémon GO Plus, la cual se conecta vía bluetooth al juego y amplía sus posibilidades, además de ofrecer mejor rendimiento.