¿Pantallas irrompibles? ¡Un nuevo material podría hacer realidad ese sueño!

Suele pasar que, por más hermoso-estilizado-avanzado-moderno que luzca un teléfono inteligente o una tableta, su pantalla siempre resulta ser el punto débil. ¿Por qué? ¡Por su alta propensión a rayones y rupturas debido a golpes, caídas, etcétera!… Eso, claro, hasta que la ciencia diga lo contrario.

¡Y lo ha dicho!: Un equipo de científicos de las más diversas y calificadas universidades del mundo acaban de descubrir un nuevo material calificado como ‘milagroso’ porque, dicen, podría ser utilizado en las mencionadas pantallas de los smartphones y las tablets, y les permitiría a las mismas evitar que se rompan con facilidad.

El compuesto en cuestión es un híbrido dinámico de grafeno, moléculas semiconductoras C60 (para transformar los rayos del sol en electricidad) y hBN (para la estabilidad, compatibilidad electrónica y carga de aislamiento al grafeno) capaz de conducir la electricidad a un ritmo mucho más rápido, amén se ser sumamente liviano ligero, resistente, duradero y, lo más importante, fácil de fabricar.

Todas esas características transformarían a este novedoso y revolucionario material en una herramienta ideal para el desarrollo de mejores dispositivos móviles, dándole un plus a la forma y al funcionamiento de los mismos pues, entre otras cosas y por ejemplo, permitiría que se consumiera mucho menos batería.

¡Cuando las ganas se juntan!

El deseo de innovar y transformar el mundo de las pantallas unió a la ciencia en una gran escala. Eso es un hecho pues estamos hablando de que el grupo de profesionales que descubrió y desarrolló este material viene de casas de estudio e investigación tan diversas como la Universidad de Queen (Canadá), la Universidad de Standford , la Universidad de California, la Universidad del Estado de California y el Instituto Nacional de Material Científico en Japón.

Claro, hay que acotar que, aunque se ha avanzado mucho, se trata de un proyecto que apenas está en fase de desarrollo y en el cual los científicos están tratando (antes que nada) de resolver el problema del grafeno y la carencia de brechas de banda.