Mas Que Digital

¡Oficial! El Samsung Galaxy Note 7 explotaba por defectos de batería

Varios meses ha tardado Samsung en recolectar y procesar información para llevar a cabo una profunda investigación que determinara las causas de las explosiones espontáneas de sus Galaxy Note 7 y, finalmente, han llegado a una conclusión (que viene a confirmar lo que ya muchos expertos sospechaban): la culpa fue de las baterías.

El gigante tecnológico surcoreano dio a conocer los resultados de sus investigaciones vía rueda de prensa en la nación peninsular, y allí se explicó que fueron en realidad dos los defectos en las pilas de ion-litio los que provocaron toda la debacle de lo que ha debido ser un éxito tecnológico comercial para la compañía.

Koh Dong-jin, encargado de la división de telefonía móvil de Samsung, dijo que el primer defecto se dio en el primer lote de baterías fabricadas por la misma casa surcoreana, y el cual consistió en un problema de diseño: la carcasa externa de la pila resultó ser demasiado pequeña para aguantar todos sus componentes internos, y eso produjo cortocircuitos que devinieron en explosiones.

El segundo defecto se dio en el segundo lote de baterías que se utilizaron para los reemplazos cuando inició toda la crisis. Samsung contrató a otra empresa para que fabricara las pilas, pero el apuro por solventar el primer problema hizo que tanto esa empresa como Samsung pasaran por alto ya no un error de diseño sino uno de manufactura (mala o nula instalación de membranas de aislamiento), lo cual ocasionó nuevos cortocircuitos y nuevas explosiones espontáneas en los dispositivos.

Como se dijo al principio, ya todos los versados en la materia venían advirtiendo desde mediados del año pasado (cuando inició toda esta coyuntura) que los Galaxy Note 7 se incendiaban por causa de defectos de fabricación en las baterías. Sin embargo, era más que necesario que la propia compañía efectuara su averiguación y fuera ella misma la que diera la cara con una respuesta conclusiva, como en efecto acaba de ocurrir.

En ese sentido, es bueno recordar que los resultados de estas investigaciones de Samsung han sido producto de un esfuerzo mancomunado entre los expertos de la misma firma asiática y las consultoras estadounidenses UL y Exponent, además de TÜV Rheinland, una empresa de inspección técnica y certificación de origen alemán.