Nokia 3310: El ‘teléfono indestructible’ vuelve a la vida

El Mobile World Congress 2017 se acaba de inaugurar en Barcelona, España, y muchos son los titulares de prensa que han comenzado a salir desde el mayor evento del mundo de la telefonía celular. Eso no es ninguna sorpresa. Lo que sí llama la atención, sin embargo, es el hecho de que Nokia ocupe la mayoría de esos titulares gracias a que anunció el (in)esperado regreso del icónico Nokia 3310.

Así mismo como se lee: El ‘teléfono indestructible’ de ‘batería eterna’, el cual vendió cientos de millones de unidades por allá por los años 2000 e hizo famosa y poderosa a la marca finlandesa, ha recibido una ligera lavada de cara y una pequeña modernización, y acaba de ser anunciado como el viejo-nuevo producto de Nokia para reconquistar el mercado.

El Nokia 3310 que se presentó en la ciudad catalana no es el mismo del 2000, ojo. Eso es obvio. Se trata, lo dicho, de una nueva versión del dispositivo: El diseño ha sido retocado para hacerlo más estilizado (aunque conserva mucho de lo que le identifica como eterno símbolo de la telefonía celular), ahora cuenta con una pantalla un poco más grande y a todo color, le han incorporado una cámara, y tiene (por supuesto) conexión a internet… ¡Y Snake!… El popular juego de la culebrita también regresa en una versión moderna y más adaptada a nuestros tiempos.

Claro está que todo lo anteriormente mencionado no es más que Nokia tratando de hacer dos cosas: Primero, rescatar a los usuarios más tradicionalistas de lo que es o debe ser un dispositivo móvil (entiéndase que se trata de todo menos de un smartphone), y segundo, ganarse el amor de algunos nuevos adeptos menos pretenciosos con esta clara oda al pasado y a la economía (el Nokia 3310 costará un máximo de… ¡50 euros!).