Mas Que Digital

El marketing cognitivo y su capacidad de adivinar los gustos del cliente

El marketing cognitivo es definida como la herramienta mediante la cual las marcas pueden saber en qué momento ofrecer un producto, valiéndose de datos del ambiente y de otros aprendidos de la persona para satisfacer lo que quiere.

De esta forma, adivinar en que momento iremos al supermercado a consumir un producto en específico, o la probabilidad de que una persona compre una bebida caliente o una sopa cuando el día es lluvioso puede ser predecido por los mercadólogos de cualquier empresa, pero ¿cómo lo harían?

El director de oferta y manejo de producto de Marketing Cloud de IBM, Jay Henderson explica que existe una gran oportunidad en utilizar datos del clima para detonar campañas de marketing o personalizar las interacciones.

Un ejemplo de ello fue lo que hizo IBM a través de un cómputo cognitivo, diseñando soluciones de marketing que analizan diversos datos para conocer al cliente en el contexto; algunos como el clima, seguros o viajes.

Dicha estrategia permitió a los mercadólogos ordenar información como:

  • Clima
  • Geolocalización
  • Edad
  • Género
  • Datos de redes sociales
  • Sentimiento
  • Gustos
  • Frecuencia de compras

Este experimento les permitió analizar que todos esos datos no sólo permiten que los encargados de las campañas seleccionen mejor sus audiencias sino que, de acuerdo con Henderson, permiten a las agencias realizar más campañas anuales con mayor efectividad.

“Se está buscando cada vez conocer mejor al consumidor; desde mi perspectiva el aspecto de personalización a este nivel es crucial. Si no lo obtienen se irán con la competencia y es el diferencial para ganar en un mercado”, dijo Henderson.

Es por ello, que se espera que para el 2020 el 90% de las 100 firmas más poderosas del mundo tengan alguna solución cognitiva en sus procesos, dado los resultados favorables de la estrategia que permiten incrementar el consumo y le da una mayor sensación de cercanía con el cliente.