Mas Que Digital

Instagram también da pasos hacia el comercio electrónico

Los intentos de Facebook de expandir su radio de acción hacia terrenos como el comercio electrónico no se detienen, ahora involucrando en la ecuación a una de sus más grandes propiedades como lo es Instagram, red social que está probando, desde principios del mes de noviembre, las compras virtuales desde la misma aplicación.

Es este experimento de Instagram están participando, en principio, una serie de usuarios de iOS escogidos al azar, además de unas veinte empresas estadounidenses. La finalidad es demostrar la funcionalidad de la plataforma a la hora de facilitarles a esos mismos usuarios la adquisición de los productos que más les guste dentro de las publicaciones que vayan viendo.

El método será sencillo, pues los usuarios escogidos observarán dentro de las imágenes en las cuales se puedan realizar estas compras un pequeño ícono blanco localizado en la parte inferior izquierda de las mismas. De hacer clic allí, procederán a aparecer etiquetas en hasta cinco productos disponibles en las imágenes que están observando, todas con sus respectivos precios de venta.

Si el usuario está interesado en alguno de esos productos, lo único que tiene que hacer es presionar la etiqueta correspondiente y entonces obtendrán más información al respecto. Es allí donde Instagram pretende dar un paso adelante y otorgar más de lo que comúnmente otorgan los sitios de comercio electrónico: la información del producto.


La idea de Instagram es que el usuario sepa lo más posible sobre lo que se está ofreciendo para que así su decisión de comprar sea con total conocimiento de causa. En este sentido, y una vez habiendo visto todo lo que hay que ver sobre el producto como tal, si un usuario quiere proceder a realizar la compra pues solo debe acceder al enlace que se mostrará en la misma página informativa del producto, el cual lo estará conduciendo al sitio del minorista.

En caso contrario, y ya deja de existir el interés por la compra, el usuario solo debe salir de la página y regresará sin problemas a seguir disfrutando de la experiencia de Instagram, todo sin la necesidad de salir de la aplicación. En todo caso, es una idea brillante de una red social que, como su casa madre Facebook, está en pleno proceso de expansión de mercado.