Instagram Direct, un canal ideal para la atención al cliente

Instagram está, cada vez más, pensando en el beneficio de sus usuarios, sobre todo si se trata de grandes marcas y empresas que manejan enormes y muy seguidas cuentas. Tanto, por cierto, que han presentado una serie de nuevas funciones que facilitan la gestión de este tipo de perfiles al reforzar la comunicación con los clientes y el descubrimiento de nuevas oportunidades de venta.

Y es que, efectivamente, son muchas las empresas que utilizan Instagram como escaparate para mostrar y vender sus productos, y es mucho mayor el público dispuesto a aceptar esto. De hecho, la firma asegura que son más de 200 millones de usuarios los que visitan un perfil empresarial cada día.

De esa cantidad, 150 millones entablan una conversación con sus marcas favoritas a través de los mensajes directos, y un tercio de estos últimos lo hacen impulsados por el contenido de una Story… ¿Qué se aprende de eso? La necesidad evidente de las empresas en establecer en la red social una vía de comunicación que sea efectiva y garantice la máxima satisfacción del cliente.

¿Cómo? Lo dicho, a través de nuevas funciones destinadas a mejorar y reforzar la comunicación y la interacción de las empresas con sus clientes dentro de la plataforma. Estas innovaciones son las siguientes:

¡Mejores mensajes directos!

Antes, si un usuario al que no se seguía se ponía en contacto con la cuenta de una empresa, su mensaje quedaría pendiente de aprobación en una carpeta oculta. Ahora la cosa cambió. Los mensajes nuevos que se reciban irán todos directamente a la bandeja de entrada.

Por si eso fuera poco, ahora se pueden marcar como favoritas (y hasta filtrar) conversaciones que se quieran monitorizar, además de que está en periodo de prueba una función de respuestas rápidas con la que se podrán resolver preguntas frecuentes planteadas por los usuarios.

¡Llamado a la acción!

Instagram ha creado botones para llamar a la acción, y no quedarse en el simple like. Estos botones facilitan y refuerzan la interacción de los usuarios con las marcas ya que a través de ellos se pueden hacer pedidos, comprar entradas, reservar citas o formalizar inscripciones sin necesidad de salir de la aplicación.

Así las cosas, Instagram no hace sino consolidarse como una plataforma amigable e ideal para las actividades comerciales, una siempre en la búsqueda de facilitarles a las empresas la gestión de su presencia en la red.