Mas Que Digital

Infografías: Arma poderosa del marketing digital

Si hay algo muy específico que caracteriza a todos los expertos en marketing digital es que siempre están buscando las mejores herramientas a utilizar a la hora de aplicar sus estrategias… Y resulta que hay una que, por su relativa sencillez y gran atractivo para los usuarios, destaca por encima de muchas: la infografía.

Y es que la infografía lo tiene todo: es un material netamente informativo y predominantemente visual caracterizado por una o varias imágenes que contienen ciertos datos de interés, utilizando breves descripciones y narraciones, todo dentro de un lenguaje totalmente gráfico. Por lo general, esta herramienta no es más que un apoyo, pero es tan eficiente que ya se ha convertido en un arma muy usada en redes sociales, blogs y páginas web.

En ese sentido, es obvio que empresas y marcas también usen infografías en sus estrategias de mercadeo online, pues estas permiten no solo el ahorro de tiempo, sino además el aumento de la visibilidad y el tráfico en altísimos porcentajes. ¿Por qué? Pues porque las personas responden más fácilmente a un estímulo visual que a un texto: estudios demuestran que 83% de usuarios de Twitter aceptan de buena manera las publicaciones que hacen uso de infografías en la plataforma.

Ahora bien, hablar de infografías es hablar de un concepto general que puede ramificarse en tres tipos de herramientas, las cuales son:

  • INFOGRAFÍAS ESTÁTICAS: Una imagen fija que contenga en sí misma, y a través de breves datos descriptivos, el contenido que se desee dar a conocer.
  • INFOGRAFÍAS DINÁMICAS: Exactamente lo mismo que lo anterior, con la única variante de que las imágenes están en movimiento.
  • INFOGRAFÍAS INTERACTIVAS: El concepto es el mismo, solo que acá el usuario tiene el poder de jugar con la información y los datos contenidos dentro de la infografía.

Si bien es cierto que este tipo de material es un apoyo ideal para los expertos en marketing digital, también lo es que debe ser realizado de la mejor manera. Es una herramienta relativamente sencilla, sí, pero se le debe incluir solo la información y los datos necesarios, lo más sintetizados posible, para que se visualización sea breve y efectiva, y así pueda ser bien recibida por el público objetivo y, por qué no, replicada por otros medios.