Influencers Falsos: ¡Un grave problema que afecta a la industria!

La de los influencers se ha convertido en una de las ramas más importantes en el ámbito del marketing digital. Sin embargo, la misma no es perfecta e, incluso, está llegando a tornarse en un verdadero problema. ¿La razón? La proliferación de influencers falsos, de esos que tienen seguidores de mentira y que le generan a marcas y empresas data que, en realidad, no existe.

La existencia de ese nuevo universo ‘fake’ en los influencers, explica el portal PuroMarketing, se ha transformado en un lastre y un verdadero punto de preocupación por tanto y cuanto daña la salud de la marca y la confianza que los consumidores tienen en ella.

Problema de imagen… ¡y de gasto!

Más allá del inconveniente que representa desde un punto de vista de imagen, el tema de los influencers falsos se está convirtiendo en un problema económico grave para marcas y empresas. Eso, porque las mismas están invirtiendo mucho dinero en este tipo de marketing para llegar a sus audiencias deseadas… dinero que, en un porcentaje importante, se está perdiendo.

Un reciente estudio llevado a cabo por la firma CHEQ ha demostrado que la cifra en concreto es 15% de todo lo invertido o, lo que es lo mismo, miles de millones de dólares (1.300 millones en 2019) que acaba en manos de los malos actores del mercado y permite llegar, por tanto, a seguidores falsos.

Lo que es peor, para 2020 esa cifra aumentará a 1.500 millones de los verdes, por más que las marcas y empresas estén al corriente de la situación.

Y se seguirá perdiendo dinero debido a que el mercado de lo falso en lo que a los influencers toca no parece que vaya a retroceder o a posicionarse de un modo más débil. Según CHEQ, este estilo de fraude se ha institucionalizado en la industria, y hasta se ha desarrollado una mayor automatización en los procesos de creación de audiencias falsas, con herramientas más sofisticadas que se encargan de hacer aumentar esos seguidores de mentira.