Mas Que Digital

Galaxy Note 7: El calvario de Samsung

Samsung está viviendo todo un tormento con lo que se suponía iba a ser su increíblemente novedosa creación, el Galaxy Note 7. Y es que ni en sus peores pesadillas el gigante surcoreano pudo prevenir lo que se le vendría con su último diseño de dispositivo móvil, tan pomposamente lanzado apenas el pasado mes de agosto, y tan estrepitosamente retirado del mercado y estigmatizado este mes de octubre.

En un comunicado de prensa, Samsung ha urgido a sus usuarios que posean un Galaxy Note 7 que, de inmediato, apaguen el aparato, no lo usen bajo ningún concepto, y se comuniquen con las líneas de atención para cambiar el equipo por cualquier otro modelo de la compañía. Además, le ha pedido a socios comerciales y concesionarios que detengan la comercialización del producto.

Y ha ofrecido disculpas… Samsung ha ofrecido disculpas a todos aquellos que le dieron la derecha al Galaxy Note 7. Es una culminación triste y accidentada de una historia que comenzó con mucha ilusión para la empresa asiática y que, tras conocerse los primeros casos de equipos incendiados, no ha hecho otra cosa que convertirse en un calvario. Uno que le costará a la compañía miles de millones de dólares en pérdidas.

Todavía queda por saber qué falló en el Galaxy Note 7. Falta por dilucidar cómo un gigante tecnológico como Samsung puso a la venta un producto que sufrió semejante desperfecto, sea cual fuera su causa. Los estudios al respecto arrancaron tras los primeros casos conocidos, y continuarán hasta esclarecer todos los hechos… y los hechos son los siguientes:

  • ANUNCIO: El 2 de agosto de 2016, Samsung anunció la llegada del moderno Galaxy Note 7, su última generación de ‘phablet’ (combinación de Smartphone con Tablet), un aparato con unas especificaciones tan novedosas que hicieron saltar de alegría a usuarios y expertos tecnológicos.
  • LANZAMIENTO: Tras una más que positiva recepción y varios récords de preventas rotos en distintos países, finalmente el 19 de agosto salió al mercado el tan esperado equipo, que comenzó a llegar a manos del público en grandes cantidades.
  • PRIMERAS FALLAS: Cara y cruz, pues el mismo 19 de agosto se reportaron (y denunciaron) las primeras 35 fallas. En todas ocurrió lo mismo: Los Galaxy Note 7 defectuosos, sin motivo aparente, comenzaron a arder ante la vista de sus propietarios.
  • PRIMERA REACCIÓN DE SAMSUNG: La compañía, rápidamente, contactó con los usuarios de los equipos que presentaron fallas, procediendo a reemplazarles el aparato por otro del mismo modelo y comenzando con la revisión y “reparación” a fondo de las averías.
  • MÁS FALLAS: Sin embargo, ni los trabajos que la compañía intentó hacer sobre los aparatos dañados, ni los consejos que emitió para evitar que los demás equipos se incendiaran, evitó que más y más de los Galaxy Note 7 ardieran en llamas.
  • COMERCIALIZACIÓN DETENIDA: A principios del mes de septiembre, y a falta de una solución al problema, se detuvo la comercialización del Galaxy Note 7 en muchos países del mundo. Además, Samsung comenzó a disminuir la producción del ‘phablet’.
  • RETIRO DEFINITIVO: El 10 de octubre culminó la breve y dramática historia del Galaxy Note 7. Samsung, aun sin respuestas claras por el motivo de las averías de su creación, decidió detener por completo su producción y, como se mencionó al principio de esta nota, ha comenzado una campaña para que todo el que posea uno de los equipos lo devuelva, y para que nadie más lo comercialice… y, mientras tanto, los estudios continuarán.