¡Entérate! Claves para realizar un seguimiento efectivo de keywords

Las palabras clave siguen siendo una herramienta fundamental del SEO y del posicionamiento web. Eso sí, todo el contexto ha evolucionado a la par del perfeccionamiento de los motores de búsqueda y los nuevos algoritmos, y es por eso que ahora más que nunca es necesario hacer un expedito seguimiento de las keywords para obtener resultados positivos.

¿Cómo se logra esto último? Hay nuevas formas y mejores herramientas que permiten al usuario encontrar y seguir ciertos términos. Sin embargo, también está el siempre efectivo monitoreo orgánico, ese que nos deja hacer un seguimiento tangible de la estrategia SEO y saber si una palabra clave tiene o no crecimiento.

Evidentemente, este tipo de monitoreo debe arrancar con la toma en cuenta de cuatro métricas básicas:

  • Visibilidad: Generalmente representada en una escala del 0 al 100%, y es una estimación de la visibilidad orgánica de las keywords usadas en el sitio.
  • Posición: Definida por la posición de la página en Google o en el motor de búsqueda con el que trabaje el usuario.
  • Volumen: El volumen de búsquedas mensuales.
  • Páginas: Las páginas que mejor posicionan para cada palabra clave. Es importante conocer cuáles son las mejores páginas de un sitio.

Lea también: ¿Quieres mejorar el SEO de tu web? ¡Aplica estas tácticas de link building!


Y así es que hace un buen seguimiento…

De acuerdo al portal TreceBits, hay tres formas fundamentales de realizar seguimientos de palabras clave. Veamos cuáles son:

  • Lista de Keywords: Este método es bastante tradicional, y trata sobre hacer una simple lista. Funciona mejor, eso sí, cuando hablamos de un negocio/portal pequeño. ¿Y de qué va esta lista? De un informe SEO que contenga un gráfico de tendencias de visibilidad y una tabla con el rendimiento de la palabra.
  • Seguimiento por categorías: Este método es la evolución del anterior, y se usa cuando se expanden las ofertas de un negocio y marcar el rendimiento con una única métrica ya no tiene sentido. Lo que hay que hacer es dividir las métricas de visibilidad en categorías específicas para ver con mayor detalle el rendimiento orgánico, arrancando por etiquetar las palabras con un identificador (marca, categoría o servicio) y filtrándolas para mostrar solo visibilidad de las tablas de clasificación de las palabras clave con las etiquetas seleccionadas.
  • Embudo de palabras clave: En este caso se trata de hacer un seguimiento de las palabras clave a través del embudo de ventas. Eso, combinando datos del seguimiento de palabras clave y analíticas para rastrear la participación del usuario en cada etapa del ciclo de compra. Se trata de centrar el esfuerzo en la intención de búsqueda.

(Con información de TreceBits)