¡Entérate! ¡Boda Real fue tendencia absoluta en plataformas sociales y digitales!

La Boda Real entre el Príncipe Harry de Inglaterra y la actriz norteamericana Meghan Markle llevada a cabo este sábado fue todo un acontecimiento no solo social y político, sino comercial y hasta de marketing. Publicaciones expertas en la materia aseguran que el evento generó 300 millones de libras esterlinas para el turismo, otros 300 millones en relaciones públicas, 250 millones en comercio y restaurantes, y 150 millones para el sector de la moda.

Todo eso debido al impresionante aparataje de mercadeo detrás del casamiento, una estrategia que logró atrapar la mayor de las audiencias a nivel mundial. De hecho, tanta fue la expectación que el evento, muy rápidamente, se convirtió en una revolución en las redes sociales, principal escenario donde el gran público pudo interactuar entre sí para hablar y debatir sobre lo ocurrido.

Cifras oficiales indican que la Boda Real generó más de 6,6 millones de publicaciones tan solo en Twitter, y eso nada más entre las últimas horas del viernes y las últimas horas del sábado. Antes el flujo ya era enorme, y después lo ha seguido siendo, sobre todo destacando el hashtag #RoyalWedding, el cual alcanzó los 5.2 millones de mensajes.

El carácter viral del acontecimiento sirvió para que detalles particulares del mismo dentro de las redes sociales se convirtieran en mini eventos por sí solos. Allí está el ejemplo de una publicación de la usuaria @LucySempey, la cual colgó una foto de Meghan Markle de adolescente posando frente al mítico Buckingham Palace de Londres al lado de otra con la actriz vestida de novia en la ceremonia.

Ese mensaje en particular se convirtió en lo más retuiteado en la plataforma del pajarito, con casi 105 mil retweets. Y es obvio, pues la leyenda adjunta atrapó por completo a las masas: “Un día tienes 15 años y posas delante del Palacio de Buckingham y 22 años después te estás casando con un príncipe. Surrealista”.

Por último, destacar el hecho de que la Boda Real en YouTube fue tendencia número uno gracias a la transmisión que la Casa Real hizo en vivo del evento, contando con millones (decenas de millones) de espectadores. Otro dato: el casamiento del Príncipe Harry tuvo un mayor alcance que el de su hermano Guillermo, quien contrajo nupcias en 2011 con Kate Middleton.