El ABC del uso exitoso de YouTube en estrategias de Marketing Digital

Después del omnipresente Google, el segundo buscador más utilizado en todo el mundo no es otro que la famosa plataforma de videos YouTube. Con semejante título, y en consecuencia, no es de extrañar que expertos de marketing digital tengan en muy buen concepto a este portal a la hora de definir sus estrategias publicitarias.

Ahora bien… ¿Cómo podemos incluir YouTube en nuestras estrategias de marketing digital? ¿Cómo subimos videos que capten la atención, conecten y comparta nuestra audiencia? El portal neoattack.com responde estas interrogantes a través de una especie de guía cuyo primer punto a seguir es…

Conociendo a YouTube

YouTube es una de las plataformas más usadas del planeta, con más de mil millones de usuarios accediendo a ella diariamente y, valga mencionarlo, con más de la mitad de ellos haciéndolo a través de un dispositivo móvil. ¿Por qué es imprescindible saber esto? ¡Porque supone tanto un desafío como una enorme oportunidad para las marcas!

Incluir YouTube en una estrategia de marketing digital pasa entonces por centrar todos los esfuerzos en el usuario, desde los millennials hasta las personas de mayor edad. El público espera ver videos que informen, entretengan y conecten, y sus marcas y empresas favoritas tienen en esta herramienta una bandeja de plata sobre la cual proveer… Pero, ¿proveer cómo?

Afinando la estrategia

Lo primero que se debe hacer es establecer cuál es la audiencia, definir los objetivos, crear un mensaje central y el tono que se utilizará durante la campaña para poder lograr los mejores resultados posibles. Aparte, hay que definir el territorio de marca para conocer el contexto (desde la competencia hasta las necesidades del público), y hay que comenzar a usar los videos adecuados.

Hablar de ‘videos adecuados’, por cierto, es hacerlo sobre acertar sobre la duración y frecuencia de publicación de este material… y, por supuesto, sobre la calidad de los mismos: Tiene que ser contenido atractivo, que llame la atención, que integre el mensaje de marca de forma natural, que conecte y, sobre todo, que sea directo.

Optimizando el SEO y la experiencia del usuario

En YouTube se aplica el SEO, evidentemente, y en consecuencia hay que optimizarlo. ¿Cómo? Tal y como se hace en Google: encontrando las palabras clave… claro, siempre tomando en cuenta que en un buscador normal un usuario es más directo (quiero encontrar pintores) que en el portal de videos, donde se comporta más característicamente (quiero saber cómo se pinta).

Teniendo en cuenta esto último, no está de más saber que los videos con títulos (y contenido) tipo ‘Cómo + Acción’ (Cómo construir una barbacoa casera), ‘Aprender a’ (Aprender a tocar la guitarra), ‘Tutorial’ (Tutorial de guitarra), o aquellos con relación con deportes (Clase de yoga), siempre se posicionan mejor.

Los metadatos son otro tipo de información digna de conocer, pues estos le indican a YouTube y al usuario de qué trata un video. Eso, mediante el título, las etiquetas y la descripción. Estas últimas, bien escritas y con las palabras clave adecuadas, pueden aumentar las visitas y ayudar a posicionar mejor los vídeos.

También hay que optimizar la experiencia del usuario, pues será esto lo que hará que un contenido pase a ser destacado por sobre el resto. Se deben tener en cuenta entonces aspectos como la retención de la audiencia, los comentarios, las suscripciones, las acciones sociales y los favoritos… ah, y los likes.

Hablemos de visitas

El último paso en la guía para incluir YouTube en estrategias de marketing digital es este, y pasa por el obvio hecho de que cuantas más visitas reciba un video/canal pues mejor posicionamiento obtendrá. Esto se logra mencionando el contenido en foros, poniendo enlaces en la firma de email, embeber los videos en los artículos, y compartir el material en redes sociales.