¡Conócelos! ¡Datos que te ayudarán a evitar que Facebook te rastree!

Si bien es cierto que Facebook sigue siendo una de las redes sociales más utilizadas hoy en día, también lo es que allí almacenamos mucha información y datos personales como, por ejemplo, nuestra ubicación y por dónde nos movemos. Eso no es particularmente bueno en términos de seguridad, y es por ello que es menester saber cómo evitar que la plataforma de Mark Zuckerberg nos rastree.

Y es bueno saberlo, valga este inciso, porque los datos en internet tienen un gran valor en la actualidad, y muchas plataformas como Facebook pueden recopilarlos con el fin de venderlos a terceros, generalmente empresas que los usarán para alimentar sus estrategias de marketing y, en consecuencia, enviarnos publicidad específicamente orientada en los lugares por donde solemos estar.

Así que sí, bien que vale la pena evitar que esta plataforma en concreto (la más grande del mundo, ni más ni menos) sepa dónde estamos a cada momento.

Dándole un parao’ a Facebook

El portal redeszone.net nos explica que, por más obvio que parezca, desactivar la opción de ubicación es el primer paso y el más importante. Eso, porque al final siempre termina siendo uno mismo el que termina dándole a esta plataforma todo lo que pide, aun cuando tenemos en nuestras propias manos la posibilidad de no hacerlo.

¿Y cómo lo hacemos? Ingresando a la app de Facebook para iOS o Android (en web no se puede todavía), pinchando el menú de la derecha y accediendo a ‘Configuración y Privacidad’. Una vez allí, entramos en ‘Configuración’, damos clic en ‘Ubicación’, y desactivamos.

También veremos la opción de ‘Historial de Ubicaciones’. Esto significa que Facebook crea un historial que ha recibido a través de los servidores. Puede ser útil si queremos verlo y conocer dónde estábamos en un momento determinado o por dónde nos hemos movido. Sin embargo esto también puede afectar nuestra privacidad.

Cabe recordar que, cuando instalamos Facebook en el móvil y lo iniciamos por primera vez, nos pregunta si queremos permitir el acceso a nuestra ubicación. Esto podremos cambiarlo posteriormente, pero ya sabemos que desde el principio podemos evitar o permitir que tenga ese poder.

Por último, y ya dejando a un lado el caso de Facebook, conviene siempre controlar los permisos que damos a las aplicaciones. La razón es que algunos de ellos quieren recopilar más datos de los realmente necesarios, y podrían perjudicar nuestra privacidad y seguridad.

Estos consejos se deben aplicar en todo momento, y no solo a aplicaciones para móviles. También hay que tener cuidado con las extensiones del navegador y cualquier otra herramienta que utilicemos.