¡Conócelo! El término UX es la clave del éxito en el marketing de contenidos

En el mundo de la mercadotecnia y, más específicamente, en el del marketing digital y el de contenidos, hay un término que tiene varios años acuñándose y que podría ser la gran clave del éxito de cualquier estrategia publicitaria. Estamos hablando del UX, o la experiencia del usuario, el cual se define como la tendencia de poner a este como el centro de toda planificación y desarrollo.

La aplicación del término UX depende de varios factores técnicos (diseño, interacción, accesibilidad, calidad de los contenidos, utilidad, y más), pero se basa más en aspectos relacionados a las emociones y los sentimientos. A la construcción y la transmisión de la marca, a la confiabilidad de un producto.

Ahora bien, ¿de qué va el UX? Primero hay que entender a su gran socio, el marketing de contenidos, una herramienta que construye y desarrolla contenidos que le dan valor más allá del meramente comercial a una marca, haciéndolo siempre de una forma atractiva y comprensible que sea fácil de digerir y, sobre todo, de descubrir por… ¡el usuario!

Acá es donde entra el UX. La experiencia del usuario, lo dicho, lo pone a él en primer lugar a través del diseño de servicios, productos y, obvio, experiencias que ayudan a las personas a realizar sus tareas y objetivos deseados. Logra su cometido, si hace bien, si construye una conexión estratégica a través de la cual ese usuario tenga contacto con el producto.

La estrategia UX lo que busca, al final, es eliminar la fricción y otras barreras a la participación, creando una facilidad cognitiva en la relación usuario-consumidor. Eso, dicho sea de paso, se consigue comprendiendo cómo la gente piensa y cuáles son sus motivaciones a la hora de crear un contenido o diseñar una experiencia.

Métodos de investigación del UX

Básicamente hay dos métodos principales de investigación UX: la realización de entrevistas y la investigación de campo, y el monitoreo de los hábitos sociales y el consumo de contenidos. Este último factor ha cobrado vital importancia en la era de las redes sociales y el internet.

Una vez se conozcan estos datos, cualquier experto marketero puede comenzar a pensar qué preguntas hacerse a sí mismo para desarrollar su estrategia. Las más importantes a tomar en cuenta son: ¿cómo resolver los problemas de los usuarios?, ¿qué temas se están discutiendo en el entorno?, ¿cuáles son los desafíos comunes a los que se enfrentan (de acuerdo a tu producto o servicio)?, ¿qué están diciendo en las redes?, ¿cuáles son los sentimientos generales que se expresan en los comentarios?

Las respuestas que se obtengan desenredarán la maraña del entendimiento de un colectivo, y ayudarán a saber cómo los miembros de un público objetivo piensan, y cuáles son sus maneras de resolver problemas. Por eso, y por mucho más, la experiencia de usuario es hoy día lo que define el éxito o el fracaso de una estrategia de marketing digital o de contenidos.