Co-Branding y Co-Marketing: Dos conceptos muy distintos… ¡pero igualmente beneficiosos!

El mundo actual de la mercadotecnia está poblado de conceptos que, por lo parecidos que son, muchos los confunden. Dos de ellos son el co-branding y el co-marketing. Ciertamente ambos tienen que ver con el trabajo en equipo entre marcas/empresas en pos de un objetivo común, pero se trata de dos ideas bastante diferentes.

Un reciente artículo publicado por Merca20 define al co-branding como la unión de dos empresas para combinar específicamente sus productos o servicios, o para obtener uno nuevo con las dos identidades. El co-marketing, por su parte, es más bien una integración de equipos: dos entes que unen sus talentos para implementar estrategias comunes.

Diferencias

A pesar de que la cooperación es la clave de ambos conceptos, co-branding y co-marketing trabajan aspectos sumamente diferentes. ¿Qué tanto? El blog de topicflowers.com establece estas particularidades:

Se habla de CO-BRANDING cuando existe un acuerdo entre dos o más compañías que buscan obtener un beneficio para todas las partes que, de otra manera, no obtendrían. Esto implica la aplicación de estrategias completas de planificación, producción y promoción de nuevos productos o servicios.

Otro dato importante es que ninguna de las partes pierde su individualidad como marca, sino que se presentan, a través de sus campañas de marketing, como aliadas en la realización de un producto o un servicio.

Los tipos de co-branding más comunes son: dos marcas que originan un nuevo producto o servicio; dos marcas que combinan productos o servicios existentes; dos marcas que combinan conocimientos o beneficios.

Se habla de CO-MARKETING cuando dos marcas cooperan entre sí para generar un amplio beneficio compartido y potenciarse unas a otras. Ergo, va más allá del mero lanzamiento de un producto o servicio, pues la meta real es el desarrollo e intercambio de conocimientos, herramientas y contenidos, además de la búsqueda de compartir clientes, y crear conciencia para ambas marcas.

El proceso en este caso es más integral ya que implica el compromiso de ambas marcas por sumar valor y desarrollar una visión más profunda de sus clientes existentes y segmentos de mercado adyacentes.

Los tipos de co-marketing más comunes son: colaboración en eventos; acciones en puntos de venta o en e-commerce; campañas en redes sociales; guest blogging; colaboraciones para ofrecer recompensas a los seguidores.

Beneficios por doquier

Lo que sí comparten ampliamente los conceptos de co-branding y co-marketing son sus beneficios para quienes los aplican. Y es que ambos permiten generar mayor interacción, llegar a nuevos públicos, realzar valores de marca conjuntos, hacer networking, expandir el mercado, analizar y aprender nuevas estrategias, intercambiar conocimientos, potenciar habilidad, crear o renovar productos en conjunto, y más.