Chief Data Officer, un cargo cada vez más relevante en Marketing Digital

La revolución digital que se ha vivido en los últimos años dentro del mundo del marketing ha dado pie ya no a la generación de nuevos puestos de trabajo sino, además, a la invención de muchos de ellos. Antes, por ejemplo, no existía aquello del ‘community manager’ o del ‘chief data officer’. Ahora, esos cargos abundan y crecen exponencialmente en el mercado laboral.

Específicamente hablando del ‘chief data officer’ se debe tomar en cuenta que se trata de un cargo mucho más reciente en su apogeo que el de ‘community manager’. Se trata de un puesto de mando en la estrategia de marketing digital de las marcas y empresas ya que el mismo es el máximo responsable de los datos de las mismas.

Tomando en cuenta que los datos son quienes guían el camino que debe tomar el marketing digital, no es de extrañar que el ‘chief data officer’ se esté convirtiendo poco a poco en una estrella emergente en el organigrama empresarial. De hecho, el apogeo ha sido tal que algunas pocas empresas ya están desplazando a perfiles más tradicionales que se centran en el consumidor por este cargo.

Si esta tendencia sigue y el ‘chief data officer’ se transforma definitivamente en piedra angular del mundo del marketing digital de forma definitiva y excluyente, está por verse. Lo que nadie puede negar hoy, ahora, es que los datos son parte vital del marketing, y que si se quiere conectar mejor con el consumidor pues hay que conocer (y manejar y analizar) muy bien esa información.

Ahora bien… ¿Eso hará que el ‘chief data officer’ eclipse a todos los demás puestos de mando del marketing digital? No necesariamente. La atención más directa, humana y personalizada al consumidor sigue y seguirá siendo relevante a pesar de la inundación de datos que pueda o no fluir. El cargo de ‘chief data officer’ sí que es y seguirá siendo importante, pero el mismo se debe integrar a un todo y no tratar de suplantarlo.