Apple: ¡Adiós al iPod Nano y al iPod Shuffle!

Escuchar álbumes o canciones en formato digital es un hábito más que establecido en el mundo actual, sí, pero el hacerlo usando reproductores musicales ya no lo es tanto. En realidad, ahora son los teléfonos los principales dispositivos que la gente usa para oír a sus artistas favoritos. ¿Qué trae eso como consecuencia? Decisiones como la que acaba de tomar Apple.

El gigante tecnológico de la manzanita mordida acaba de anunciarle al mundo que ha decidido decirle adiós a dos de sus más emblemáticos reproductores musicales: el iPod Nano y el iPod Shuffle. Según informó la firma, ambos dispositivos no se seguirán vendiendo y, obviamente, serán totalmente descontinuados.

¿Una sorpresa? ¡Por supuesto que no! Lo dicho, ya este tipo de gadgets son considerados por muchos usuarios como obsoletos, y sus bajísimos niveles de venta así lo reflejaban. De hecho, hacía ya varios días que tanto el iPod Nano y el iPod Shuffle habían desaparecido de las tiendas online de la prestigiosa marca tecnológica, lo que hace su comunicado oficial una merca confirmación de oficio.

El Nano y el Shuffle, como se sabe, no son los primeros iPods que Apple manda a mejor vida: ya hace tiempo el icónico iPod Classic contó con el mismo tratamiento y desapareció de la faz de la tierra para siempre.

iPod Touch: ¡El último de los mohicanos!

A pesar de que el de los reproductores musicales es un mercado venido a menos, en Apple han decidido centrar todas sus baterías en la venta de las dos variantes de su iPod Touch, un dispositivo de pantalla táctil mucho más moderno que, de paso, acaba de recibir su propio retoque: Su capacidad se ha ampliado a 32GB y 128GB.

El iPod Touch es, básicamente hablando, un iPhone en miniatura que, claro, no posee conexión a datos móviles.

Más allá de la confirmación de que el Touch sigue y se mejora, nada parece evitar que en un futuro más que cercano la compañía decida también darle sepultura pues, como todo reproductor musical de hoy día, su rentabilidad es baja y hasta dudosa (vamos, que Apple ni se molesta en mostrar cifras oficiales de venta de él).