Activism Manager: ¡Nuevo cargo para gestionar principios y compromisos de marca!

A medida que pasa el tiempo, las empresas interiorizan mejor lo que significa su posición frente a los consumidores, a la vez que comprenden más cuál es su compromiso con ellos y qué es lo que defienden como marca. Aquello de la ‘responsabilidad social corporativa’ ha quedado relegado a un factor más dentro de la enormidad del rango de ofertas/aspiraciones de la relación compañía/cliente.

Eso ha traído como consecuencia que, en los últimos tiempos, las empresas hayan lanzado sus propios manifiestos al público a través de medios masivos como las redes sociales. Dar ese paso ha sido posible gracias a los líderes y guías de las compañías, cuyas aspiraciones de mantener un compromiso claro y ayudar a posicionar sus marcas les ha obligado a convertirse en prácticamente pregoneros.

Esta tendencia de altos ejecutivos convertidos en piezas clave para construir imagen de marca ha evolucionado al punto de que se ha creado un nuevo cargo: el del activism manager, el cual vendría a ser el encargado de desarrollar y liderar, pues, la imagen de marca de una compañía o empresa.

El activism manager pasa a ser un activo para mostrar con qué se está comprometido, y se encargará, junto a los consejeros delegados, de guiar al resto de departamentos, los cuales se deben involucrar sí o sí. El activismo es especialmente importante para el departamento de marketing y el de comunicación, ya que estos tienen que mostrarlo de manera más visible.

El puesto de activism manager no es todavía especialmente popular, pero promete serlo pues ya muchas grandes empresas y, sobre todo, marcas han comenzado a usarlo, con o sin ese nombre en particular, pero siempre con una persona gestionando los compromisos de las empresas y sus principios.