Y ahora le toca el turno al… ¡Cyber Monday!

Si el viernes pasado no fue un día cualquiera debido a la celebración del llamado Black Friday, pues este lunes no será muy distinto. Y la razón es simple: En los Estados Unidos, así como en muchos otros países del planeta, se estará llevando a cabo lo que se conoce como Cyber Monday o, lo que es lo mismo, la versión digital del ‘Viernes Negro’.

El Cyber Monday nació como una respuesta tecnológica a la ocasión de ofertas comerciales y activación de la economía en amplios sectores comerciales que se da el fin de semana del Black Friday, y es ‘tecnológica’ porque se refiere específicamente a las ofertas que diferentes sitios de internet especializados y tiendas en línea ofrecen a sus compradores.

El origen particular del Cyber Monday, a diferencia del Black Friday, sí que se conoce con pelos y señales: proviene de los comercios minoristas estadounidenses, y su fecha de inicio es el 28 de noviembre de 2005. De hecho, fue un portal en particular, shop.org, el que acuñó la frase a través de un comunicado de prensa.

Por supuesto, de esa idea se agarró el resto del sector, se extendió el uso del término y, al final, se lograron aumentos en ventas para un 77% de los minoristas que ofrecieron sus productos a través de internet.

La consolidación y expansión de una idea

El objetivo inicial del Cyber Monday era potenciar las cibercompras, las cuales apenas estaban despegando en 2005. En esa época, la mayoría de los ciudadanos estadounidenses no tenía internet en casa y mucho menos en el celular. Otra meta era darle una segunda oportunidad a los productos que no se vendieron en la tienda física en la vorágine consumista del fin de semana recién culminado.

Sin embargo, hoy día esos objetivos y metas explotaron y se expandieron debido a que el mercado online es más amplio que nunca, así como el nivel de conexión de los ciudadanos. Tanto ha sido, por cierto, que el volumen de ventas se equipara incluso al del Black Friday en ventas online.

El Cyber Monday, como no podía ser de otra manera, también se ha consolidado como una figura del mundo del marketing y referencia para la ejecución de diferentes acciones ya no sólo en Estados Unidos, sino en otros países como Alemania, Argentina, Canadá, Chile, Colombia, España, Perú, Portugal, Reino Unido, Ecuador y México, entre muchos otros.