¡Úsalas! Herramientas ideales de engagement que traen las Redes Sociales

Hoy en día es impensable hablar de marcas y empresas que no tengan presencia en internet, y más específicamente en las redes sociales. Se trata de un campo con muchísimo potencial debido a su inmediatez comunicativa con el público y, sobre todo, su capacidad para conectar con las necesidades de la audiencia.

Además está el engagement, ese grado en el que un consumidor interactúa directamente con la marca, consiguiendo un nivel de compromiso sin igual. Esto, sin embargo, no es sencillo lograrlo de buenas a primeras. Hay que trabajarlo, y es por eso que las mismas redes sociales vienen cargadas de herramientas que le facilitan la vida en ese sentido a cualquier estratega.

¿De qué estamos hablando? Veamos…

Instagram: La red social fotográfica ha ganado adeptos en el mundo del marketing digital, y eso es gracias a sus múltiples beneficios con el engagement. Allí está el caso de las stories, las cuales permiten hoy más que nunca tener al público enganchado y hasta han ampliado su grado de espectro al colocar quizz en ellas. ¿La meta? Mantener la atención del espectador hasta el final, cuando conozca el resultado de su cuestionario.

Facebook: La más grande red social del mundo también tiene su manera muy particular de conectar a usuarios con marcas, y esa es a través de los grupos. Estas herramientas son clave para el éxito de los contenidos, pues desde el feed se pueden fácilmente filtrar los links sobre el tema que queremos posicionar y, por supuesto, generar interacción con el post mismo.

Twitter: La red de microblogging también tiene encuestas y muchos elementos visuales que atrapan a las audiencias. Sin embargo, una nueva tendencia de community managers partners o de la competencia ha surgido, y es magnífica. ¿De qué trata? De marcas o empresas ‘rivales’ que interactúan entre ellas de manera creativa para generar hilos que mantienen al público totalmente atrapado y que, al final, beneficia a todos.

Snapchat: Esta plataforma efímera sigue dando de qué hablar en marketing, y eso es gracias a sus filtros. Estos elementos son ideales para generar engagement, pero hay que saber usarlos bien y priorizar la creatividad para desarrollar buenas propuestas, sobre todo cuando el logotipo de la marca está en juego.