Social Media Listening… ¿Sabes de qué se trata?

Una de las herramientas más poderosas y efectivas del marketing digital son las redes sociales, y por ello se ha convertido en tarea primordial el saber perfectamente cómo crear contenido en ellas de manera específica y especializada, que sea capaz de atrapar a la audiencia, convertirla en potencial clientela, y generar engagement.

Ahora bien, lograr conocer exactamente qué tipo de contenido es el que se necesita desarrollar es una labor necesaria que solo se consigue aplicando el llamado Social Media Listening, un término que describe a una técnica que permite a marcas y empresas tener consciencia de todo aquello que se dice o se comenta en redes sociales sobre la propia marca o empresa.

Para alcanzar este objetivo se usan diversas herramientas de monitorización las cuales desglosan qué se dice de la marca o la empresa en el entorno digital y miden, entre otros factores, el impacto real que se tiene y el sentimiento de afinidad, así como también los comentarios negativos o ataques.

El Community Manager es quien se encarga de esta tarea de gestión de marca, ya que es él quien debe medir la efectividad y la frecuencia de todo lo que se dice de la marca, productos y servicios. ¿La meta? Evaluar el impacto de todas las conversaciones que afectan a la reputación de la marca digital.

La data que recoge el Social Media Listening ayuda mucho en la toma de decisiones para la estrategia de marketing digital de la marca ya que se estaría teniendo un mayor y mejor conocimiento del comportamiento de los consumidores, de los competidores y del sector en general.

Buzón de sugerencias

Muchos expertos consideran al Social Media Listening como una especie de Buzón de Sugerencias llevado al mundo digital. Y la razón de ello es simple: de él se consiguen (casi) todas las respuestas a las potenciales dudas sobre qué se debe mejorar para, por ejemplo, aumentar las ventas.

Esta técnica también ofrece varias ventajas implícitas que van desde su capacidad de mejorar lo que es el servicio al cliente, resolver problemas y anticipar posibles crisis, hacer evolucionar lo que es el producto o servicio mismo, monitorear a la competencia, y hasta identificar influencers y nuevos clientes.