Relojes Inteligentes: ¡Conoce sus principales usos!

La industria relojera mundial ha evolucionado a tal nivel que, hoy día, es poco común hablar de relojes analógicos o digitales. No. En el presente de lo que se comenta es de los smartwatch o relojes inteligentes, dispositivos tecnológicamente avanzados capaces de hacer prácticamente de todo, desde acceder a internet hasta realizar/recibir llamadas telefónicas y mensajes.

Los primeros relojes inteligentes salieron al mercado en el año 2012, con el famoso y exitoso Pebble siendo el pionero a nivel mundial. Luego, otros fabricantes se sumaron a la ola y comenzaron a comercializar estos pequeños dispositivos. ¿Y qué ha pasado desde entonces? ¡Un boom alimentado por el vertiginoso crecimiento de la tecnología!

Los nuevos relojes inteligentes son aparatos muy completos que, sinceramente, dejan ya muy atrás lo que es el concepto propio de lo que debería ser un reloj propiamente dicho. Hoy, los smartwatch son básicamente instrumentos de comunicación e información que gozan de ciertas ventajas respecto a los teléfonos inteligentes en lo que a comodidad se refiere.

Esto último lo decimos tomando en cuenta cuando se usan para hacer deportes o viajar. ¿La razón? Los smartwatch incluyen ahora funciones como un acelerómetro, giroscopios, brújulas, pulsómetros, barómetros, altímetros, geolocalizadores (GPS), entre más, aparte de mecanismos de conectividad como Bluetooth, NFC, WIFI o USB.

Sus avances han llegado hasta tal punto que los relojes inteligentes pueden servir como ayuda para pacientes con alguna enfermedad ya que estos monitorean signos vitales, establecen recordatorios, etcétera. También funcionan como un método de autenticación, y son muy útiles para usuarios que escuchan mucha música.