¿Quieres trabajar con influencers? ¡Estos datos podrían interesarte!

El marketing de influencers se ha convertido en una tendencia enorme e imparable en los tiempos que corren. Marcas y empresas acuden a este nicho con más frecuencia que nunca y, en consecuencia, cada vez más se hace necesario establecer un mejor método para que los resultados sean netamente positivos.

Lograr eso pasa por analizar a consciencia lo que una compañía o negocio debe hacer y esperar de sus influencers (quienes deben ser escogidos con sumo cuidado) para, así, poder armar una buena estrategia y determinar a ciencia cierta cuáles son los objetivos de la misma. Sin embargo, tanto estudio puede terminar enterrando lo más importante de toda esta ecuación: los mismos influencers, sus características y expectativas.

Sí, los influencers también tienen objetivos que cumplir, metas que lograr, y expectativas que satisfacer (amén de un público al cual complacer). ¿Es eso importante? ¡Por supuesto que sí! Mientras mejor sea la sinergia entre la marca/empresa y su influencer, mejores serán los resultados.

Investigaciones recientes demuestran que esto es así, y que a los influencers les interesa (y mucho) que las marcas y empresas tengan muy en cuenta algunos datos específicos a la hora de contactar con ellos y trabajar juntos. ¿Cuáles datos? ¡A continuación los enlistamos!:

¡Todo influencer ama su blog!: Decir que un influencer solo puede ayudar a una estrategia de marketing digital desde el punto de vista de redes sociales es quedarse corto. Según ellos mismos, su valor como comunicadores es mayor, y eso se refleja en la importancia que le dan a sus blogs, considerándolos incluso como un elemento principal a la hora de hacer contenido para las marcas.

¿Redes sociales? Sí… ¡Cualquiera menos Snapchat!: Curioso, pero los influencers parecen no comulgar mucho con esta red efímera. Instagram es la plataforma por excelencia entre ellos gracias a su poder de engagement, seguida de Pinterest y Facebook. Twitter todavía tienen sus adeptos, pero Snapchat nada que ver.

  • ¡Un influencer no dirá ‘sí’ a todo!: La gran mayoría de los influencers siente la necesidad de comprender bien para qué sirven y qué beneficios tienen los productos que van a anunciar antes de hacerlo. Solo así procederán. Las marcas casi nunca comprenden eso y cometen el error de aspirar que un influencer solo se digne a hacer lo que su empleador exija.
  • ¡Los influencers tienen múltiples clientes!: Otro dato vital que los influencers quieren que las marcas y empresas sepan es este, y tiene que ver con que ellas no son las únicas en sus esquemas laborales.