Publicidad Nativa: ¡5 claves para aplicarla correctamente!

Internet se ha convertido, si no en el más, en uno de los medios de comunicación social más importantes del mundo en la actualidad. La gente de hoy día pasa muchísimo tiempo conectada a la web, y esa es la principal razón por la cual la publicidad inunda los portales a diestra y siniestra, buscando la atención de las masas.

Ahora bien, el hecho de que esa misma gente ya no le esté prestando atención a los anuncios ha obligado a las marcas y empresas a adoptar nuevas metodologías. ¿Cuáles? Por ejemplo, la llamada Publicidad Nativa, la cual consiste en incorporar contenido publicitario camuflado dentro de los formatos propios de cualquiera sea la plataforma en la que aparezca.

Estamos hablando de publicidad mezclada con contenido que se genera en portales web, redes sociales o medios de comunicación noticiosos online y que solo busca vender o mostrar tal o cual producto a través de un ofrecimiento indirecto… o sea: hecho por un tercero.

Lo bueno de la Publicidad Nativa es que trabaja con contenido y que, obviamente, puede (si se hace bien) integrarse a la perfección con el contenido general de un portal web sin interrumpir la experiencia de navegación del usuario. De hecho, esa es la misión.

Claro, la clave de todo es, como se dijo, hacerlo bien, y para eso hay que tener en cuenta unos cuantos detalles:

  • ¡HAY QUE CREAR CONTENIDO PROPIO!
  • ¡HAY QUE ASOCIARSE CON LAS MARCAS ADECUADAS!
  • ¡HAY QUE HACER ALIANZAS COMERCIALES BENEFICIOSAS!
  • ¡ES RECOMENDABLE PAGAR A UNA PÁGINA COMERCIAL PARA APARECER COMO CONTENIDO RECOMENDADO/ARTÍCULO RELACIONADO!
  • ¡HAY QUE APLICAR LA INCLUSIÓN PAGADA/AUSPICIADA!

Si se hace eso, seguramente el usuario responderá muy positivamente… Y es obvio: le estarás dando información de lo que quiere mientras, subrepticiamente pero con toda legalidad y justicia, le incitas al consumo de tu marca o producto, y posicionas el nombre de tu empresa.