Música, herramienta ideal de storytelling para marcas y empresas

El storytelling se ha convertido en una herramienta vital y fundamental en el marketing digital gracias a que se emplea para conectar más directa y profundamente con las audiencias y, además, para llegar a los potenciales consumidores. Y eso ocurre porque las historias logran despertar la atención de los receptores e instalarse en sus memorias.

La importancia del storytelling va más allá y ayuda a transmitir bien cualquier información a través de un ritmo narrativo que hace disfrutar a las audiencias. Tanto, por cierto, que los datos relatados terminan convirtiéndose en experiencias memorables. ¿Y cómo se logra eso? Requieriendo la atención del consumidor y obligándole a estar atento a lo que la marca quiere transmitir.

Ahora bien, ese grado de atención solo se logra si hace todo bien. El storytelling necesita ser comprendido por el receptor del mensaje, y ese es un factor que depende de muchas variables como, por ejemplo, el idioma. Grandes compañías suelen ajustarse a las necesidades y traducir lo que cuentan.

¿Y si se usan entonces elementos más universales como la imagen o la música? Actualmente muchos anuncios echan mano de imágenes audiovisuales para construir sus historia, haciendo así que la lengua sea menos relevante. La música, por su parte, está técnicamente comenzando su andar en este nicho del marketing digital.

Y es que la música es un factor de unión capaz de juntar en una misma idea global a las personas, haciéndolo de un modo mucho más diverso y mucho más allá de las diferencias. La música traspasa fronteras, y sus mensajes también. Por eso es que resulta una herramienta de lo más valiosa para el storytelling.

La música es un elemento que conecta mejor con las masas.

Consumidores del mundo comprenden mejor las emociones que intenta transmitir o lo que la música quiere contar sin necesidad de traducciones o adaptaciones. ¿Aplicarla al marketing en general es una nueva idea? No. desde hace décadas que se aplica en campañas de toda índole. Lo que sí es reciente es su actual mayor uso por parte de marcas y empresas. Los responsables de mercadeo tienen que implicarse en el proceso y lograr que la música comulgue con los valores que quieren transmitir.

Al final del día, la música es solo un factor más en un amplio abanico de variables. Pero es uno importante, sin lugar a dudas. Importante y emergente en el mundo del storyteling para unas marcas y empresas que, de cara al futuro, no les queda de otra que prestar mucha más atención.