Microsoft asegura que ya acabó la época de las contraseñas

Las contraseñas han sido arte y parte de toda la temática de la seguridad informática desde hace muchísimo tiempo, y desde siempre han sido ítem de debate por tanto y cuanto la gente no las usa del modo más adecuado. De hecho, muchas de ellas han sido creadas con gran vulnerabilidad que facilita tanto las pérdidas de de datos como el robo de identidades.

Microsoft, consciente de esto, ha decidido que el tiempo de las contraseñas está llegando a su fin y que las mismas deberían eliminarse por completo. Lo que es más, la firma de Redmond ha dejado claro que las contraseñas son una reliquia de los primeros tiempos de la informática y que su utilidad real ha quedado en el pasado.

Dicen los expertos de la compañía que el cambiar regularmente las contraseñas a otras cadenas de texto difíciles de recordar no es la mejor o más segura solución. Bret Arsenault, Vicepresidente Corporativo y Director General de Seguridad de la Información de Microsoft, lo explica así: “Durante varias décadas, la industria se ha centrado en la seguridad de los dispositivos. Ese modelo necesita un cambio de imagen. Asegurar los dispositivos es importante, pero no es suficiente. También deberíamos centrarnos en la seguridad de las personas. Podemos mejorar su experiencia y seguridad dejándole convertirse en la contraseña”.

¿Qué ofrece entonces Microsoft como alternativa? La herramienta Windows Hello por ejemplo, la cual verifica las identidades de los usuarios usando el escaneo facial, de huellas dactilares e incluso del iris. El gigante tecnológico, además, forma parte de la junta directiva de FIDO (Fast Identity Online Alliance), ente que trabaja con líderes de la industria para desarrollar especificaciones y certificaciones para la tecnología de sustitución de contraseñas como tokens USB, biometría y soluciones móviles.