Marketing Digital e Inteligencia Artificial: ¡Una Pareja Perfecta!

La inteligencia artificial (IA), que se define como la simulación de procesos de inteligencia humana por parte de máquinas, está muy presente en la actualidad, con un auge tal en su desarrollo que la misma está siendo aplicada prácticamente en todo lo que nos rodea, incluyendo el mundo del mercadeo y, en especial, el del marketing digital.

Estudios de la firma Salesforce reflejan lo que es toda una revolución en este sentido, ya que más de la mitad de los expertos en marketing encuestados confiesa utilizar esta tecnología. ¿Y qué del resto? 30% piensa que la va a estar usando en un futuro inmediato. Y es que los marketeros confían en esta herramienta y hasta la consideran fundamental para el seguimiento personalizado del cliente y, cómo no, para aumentar la productividad.

La razón de tales afirmaciones de los expertos es que la inteligencia artificial, cuando se aplica al marketing digital, permite mejorar lo que saben las empresas en cuanto a lo que son gustos, deseos y expectativas de los consumidores, lo cual es vital para un conocimiento mayor del público y, en consecuencia, una mejor posición a la hora de armar estrategias más eficientes.

Una de las razones que más se esgrimen cuando se habla de la IA en el mundo del marketing digital tiene que ver con la utilidad del sistema y su capacidad para mejorar el comercio electrónico. Eso, porque atiende a cada cliente de manera rápida y personalizada a través de elementos como la compra programática, las cookies que registran la actividad del usuario (y permiten que se generen anuncios enfocados a cada consumidor), o la misma predicción de compras (datos guardados en el sistema hacen que las empresas sepan con antelación el comportamiento de los clientes).

Expertos aseguran que los chatbots se convertirán en una constante más presente en el futuro, siempre ayudando a los consumidores ya que conocerán sus gustos y preferencias a tal punto que, por cierto, serán capaces ya sea de reproducir canciones acordes al estado de ánimo de las personas o de reservar una mesa en un restaurante con solo pedírselo.

Y por si todo eso no fuera suficiente, la inteligencia artificial también ayuda en la generación de tráfico a las páginas web o redes sociales, así como en el marketing de contenidos, en la optimización SEO y en el Inbound Marketing.