Marketing de Contenidos: ¡Aprende a medir correctamente el Retorno de Inversión!

Uno de los principales retos a los que se enfrentan los mercadólogos al momento de desarrollar el marketing de contenidos es el que tiene que ver con la medición del retorno de inversión (ROI, por sus siglas en inglés). ¿La razón? Hacerlo bien es todo un desafío que, a pesar de que pueda parecer complicado, no lo es tanto.

A continuación te presentamos una serie de tips a tomar en cuenta para medir correctamente el ROI del content marketing que te ayudarán a tener una mejor perspectiva. Veamos:

  • Investigar desafíos implícitos en la medición del ROI: Existen dos desafíos al momento de calcular las cosas. El primero es el hecho de que los retornos tempranos no son el mejor barómetro (la mayoría del contenido comienza con un ROI negativo que mejora a medida que aumenta el volumen), y el segundo es que es difícil asignar un valor a ciertos beneficios. Aunque es difícil calcular estándares más subjetivos, como la reputación y la autoridad, estos números tienen relación con el incremento general en las ventas.
  • Sumar total de gastos: Sumar los gastos que implica el desarrollo del marketing de contenidos es ideal. Si se tienes una agencia encargada de este trabajo, esta parte será más fácil. En cambio, si se desea ver el ROI de una sola campaña, lo que hay que hacer es asegurarse de contemplar solo los gastos de la agencia que se incluyeron en esa campaña. Por lo demás, vale decir que es importante considerar todo, sin olvidar los costos de acciones tan variables como la contratación de una compañía de producción o la comida que se tuvo con un periodista para compartir detalles exclusivos de algún producto.
  • Calcular valor de conversiones: Esta recomendación es especialmente válida para las firmas involucradas en el mundo del comercio electrónico. En estos casos, se debe saber que el dato puede ser fácil de encontrar o determinar, por ejemplo, suponiendo que se tiene una joyería gestionada por completo de forma online y que se acaba de terminar una campaña por el Día de San Valentín con la que se promocionó una colección de anillos con diamantes, y dicha campaña empleó el contenido (videos, comunicados de prensa y artículos en un blog), lo único que se necesitaría hacer es calcular el precio de compra promedio de las ventas totales de los anillos de esta colección. Ese sería el valor de conversión promedio, ya que todas las ventas llegaron desde el apartado online. (En caso de que haya más variables, como la presencia de una tienda física sumada a la tienda online, las cosas pueden hacerse más complejas).

  • Encontrar impacto de tráfico web en conversiones: Este tip va junto al anterior, y tiene que ver con analizar las conversiones para ver cuál de ellas ocurrió como resultado de la estrategia de content marketing per se. Lograrlo pasa por observar el tráfico orgánico que proviene de los motores de búsqueda.
  • Calcular beneficios directos del contenido: Para medir el ROI del contenido toca hacer esto sí o sí. Calcular los beneficios directos del contenido pasa por aplicar dos fórmulas. La primera consiste en multiplicar el total de las conversiones mensuales por el valor promedio de conversión (el resultado de esta operación dará los beneficios directos del content marketing… y a eso se le debe restar el costo del contenido)… La segunda fórmula consiste en restar los costos del contenido de los beneficios directos generados con los mismos (esta resta dará como resultado el retorno de inversión del contenido).