¡Google y Facebook se comen presupuesto publicitario del mundo!

La publicidad y el mercadeo son un modelo de negocio que mueve una cantidad ingente de dinero año tras año. Eso es un hecho tan real como que, desde la aparición y explosión del Internet como medio, las inversiones en esta materia han ido aumentando constantemente. Claro, en ese apartado en particular, hay dos jugadores que parecen sacar más beneficios que nadie: Google y Facebook.

Y es que ambas compañías, poderosas y gigantescas como son, se han dado a la tarea no solo de repartirse la red entre ellas sino de tragarse los presupuestos que empresas y negocios invierten publicitariamente allí… allí, y en cualquier lado: Google y Facebook, juntándolas, acaparan hasta una quinta parte de todo el dinero que se mueve en materia de publicidad (en general, no solo en Internet) en el planeta.

Estudios así lo han confirmado, y de paso aseguran que el impacto global en el mercado de estas dos firmas es impresionante (y casi peligroso): Estamos hablando de 106.300 millones de dólares en ingresos publicitarios actualmente para ambas compañías, una cifra que es mucho más del doble de lo que se llevaban al bolsillo hace cinco años y que pone a Google y Facebook al borde de la creación ‘involuntaria’ de un duopolio.

¡Un gran poder!

El dinero que mueven Google y Facebook en materia de ingresos publicitarios, y el altísimo porcentaje que acaparan de la inversión total en el mundo, no solo es muestra del poder que tiene actualmente Internet en materia de marketing, sino de estas dos firmas en particular.

Una, Google, es la más grande de las dos y la que más mueve. Primero, porque establece su presencia en el mercado con varios sitios propios y, segundo, porque una cantidad enrome de otras páginas web utilizan sus servicios de publicidad. Facebook, obvio, es más pequeña, pero igualmente poderosa por proyección y alcance, pues para nadie es un secreto que se trata de la red social con más usuarios en el mundo.

Y hablando de proyección… Google y Facebook podrían seguir aumentando sus ingresos publicitarios (y acaparando un mayor porcentaje del total de la inversión general) en un futuro inmediato pues ambas compañías están a la vanguardia de los cambios y las tendencias que marcan la pauta actualmente.