Gifs, una tendencia en auge en marketing digital

Los gifs, esos breves elementos gráficos de comunicación que hoy día vemos poblar las redes sociales y las distintas plataformas web, se han hecho del gusto de las nuevas generaciones de consumidores. Eso, por supuesto, ha permitido que marcas y empresas hayan decidido volcar su interés en ellos y transformarlos en un elemento de moda en el mundo del marketing digital.

Grandes compañías están lanzando sus propios contenidos en ese formato y empleándolos a fondo en sus comunicaciones con los clientes, y el dinero está fluyendo con mayor ahínco en este nicho a modo de inversión publicitaria. Incluso se ha dado el caso de que un gigante como Google ha decidido abrir la billetera y comprar Tenor, nada más y nada menos que una de las dos grandes redes de búsqueda de gifs en el planeta.

¿Y por qué tanto éxito con los gifs? Debido a que son más de lo que aparentan, y ahora representan un elemento que capta la inversión de las marcas y empresas, logrando monetizar su uso de una forma insospechada gracias a la publicidad. De hecho, las compañías ya están pagando entre 100 mil y 500 mil dólares por posicionar sus gifs tan solo en los Estados Unidos, dando resultados de lo más beneficiosos.

Los gifs han ganado atractivo entre marcas y empresas porque son una constante en las conversaciones diarias de los consumidores, quienes los usan para hablar casi cualquier cosa de un modo mucho más distendido. Es una especie de lenguaje gráfico coloquial que rápidamente expresa emociones, percepciones y sentimientos. Es, a fin de cuentas, un tipo de contenido que termina generando un elevado nivel de engagement y ante el que los consumidores consiguen conectar mucho mejor.