¡ENTÉRATE! Aumentan estafas de phishing a nivel mundial (Microsoft)

Una investigación corrida por un grupo de expertos de seguridad informática de Microsoft acaba de revelar que, tras el análisis de más de 470 mil millones de correos electrónicos enviados y recibidos por los usuarios del servicio Office 365, los ataques de phishing maliciosos han aumentado 250% en los últimos tiempos alrededor del mundo.

Esta alarmante cifra denota, primero, que este tipo de ataques se ha convertido en una tendencia que influye negativamente en el mundo digital en el que actualmente se desenvuelve la mayoría de la población, y segundo, que los métodos utilizados por los hackers son cada vez más sofisticados y más difíciles de rastrear.

En el informe resultante de la investigación, los expertos de Microsoft explicaron que los actores maliciosos que deciden llevar a cabo el phishing (donde se busca engañar a los usuarios haciéndose pasar por una entidad segura para obtener sus datos personales) han intensificado la manera en que realizan dichos ataques, y usan desde técnicas de falsificación y suplantación de dominios web hasta suplantación de identidad, pasando por trampas por mensajes de texto, enlaces de phishing, ubicaciones falsas de almacenamiento en la nube y archivos adjuntos maliciosos, entre más triquiñuelas.

¿Qué hacer entonces al respecto? La gente de Microsoft sugiere a sus usuarios individuales y corporativos tomar precauciones, y recomienda nunca enviar datos confidenciales como información de cuentas bancarias o credenciales a través de correos electrónicos, verificar siempre la dirección de correo electrónico de cualquier correo recibido, y comunicarse con la compañía o persona en cuestión para validar si se trata de un correo legítimo o no.

Otras tendencias

El informe de Microsoft también reveló datos interesantes sobre los ataques de malware como el cryptojacking y el ransomware, destacando que ambos han disminuido al menos un 34% desde el año pasado.

La compañía asegura que muchas organizaciones de hackers abandonaron estos métodos de ataque para realizar campañas más lucrativas y que requieran menos esfuerzo técnico.