Search Engine Marketing

¡Conócelo! SERPs, un concepto que habla de la importancia del posicionamiento web

Las tendencias evolutivas que muestran las cifras de crecimiento del sector del marketing digital no mienten. El futuro de la industria es más que promisorio gracias, entre otras cosas, a una tasa de penetración global del 35% en cuanto a acceso a internet de toda la población mundial, un dato que tiene felices y contentos a expertos marketeros encargados de las estrategias online de marcas y empresas.

¿Por qué? ¡Por la relevancia del mercado! Internet se ha convertido en un terreno más que fértil en el que las empresas se posicionan con más vehemencia y estabilidad que nunca. Eso, por cierto, lo logran mediante a estrategias de mercadeo digital tales como el Serch Engine Optimization (SEO) y el Search Engine Marketing (SEM).

Otra opción de posicionamiento es la de las SERPs. Este acrónimo representa las siglas de Search Engine Results Page (SERP) o, en español, Página de Resultados del Buscador. Se trata de un concepto que se refiere a los resultados que aparecen en las páginas de Google, Bing, Baidu, y demás motores similares que suelen mostrar unos 10 de media.

Estudios revelan que 70% de este tipo de resultados corresponden a los situados entre el primer o tercer puesto. El restante 30% echa mano de lo que sigue, llegando incluso hasta el puesto 71. ¿Y qué significa eso? Que las SERPs son las páginas que aparecen en el buscador y que están llenas de diferentes resultados… Eso, y que todo resultado es mejorable.

¿Cómo? La manera más sencilla y común de mejorar posiciones en las SERPs (subir de una página determinada a otra en cualquiera de los buscadores) se da de dos maneras: una forma orgánica y otra de pago.

Las orgánicas tienen que ver con aquellos resultados que aparecen de manera gratuita y natural. Aquellos que se posicionan gracias, por ejemplo, a las técnicas SEO empleadas por los expertos en marketing digital en el contenido de una estrategia. Las de pago, por el contrario, son los resultados que aparecen debido a las pujas de AdWords y por los cuales hay que pagar una cifra determinada.

Lo importante y primordial de este concepto es entender que su clave radica en la prioridad y el objetivo de conseguir aparecer en las SERPs, lo cual se alcanza de acuerdo con el target de la marca o producto y dependiendo de una perfecta optimización de los contenidos gracias a una impecable elección de palabras claves.