¡Conócelas! 4 tácticas SEO que no se deberían usar nunca más

Mucho se ha escrito en los últimos tiempos sobre la vigencia o no que el SEO tiene como herramienta de marketing digital en la actualidad, y casi siempre la coincidencia es que sí, que efectivamente se trata de un factor todavía determinante. Sin embargo, su efectividad está remitida, indefectiblemente, al correcto y adecuado uso de sus tácticas.

Esto último lo decimos porque, también en los últimos tiempos, se ha visto como muchas empresas malinterpretan en real significado de lo que es el SEO, y solo le otorgan un valor meramente estadístico, con un solo objetivo como lo es el de encontrar la manera más sencilla de llegar a la primera página de los buscadores.

Aquello del ‘cómo’ es frecuentemente olvidado, y esa meta de figurar se torna tan visceral que muchas veces las compañías se valen de prácticas poco éticas para entregar a sus clientes los resultados deseados casi al instante, con soluciones rápidas y accesos directos que no aportan ningún bien al largo plazo y que, a la larga, podrían hasta ser perjudiciales.

Y no, lo de las prácticas poco éticas no es lo único que están aplicando algunas empresas. También hay tácticas SEO pasadas de moda que no hacen más que generar falsas esperanzas y entorpecer la eficacia de esta importante herramienta. ¿Cuáles son esas tácticas? A continuación te mostramos cuatro:

El blogging invitado

Esta táctica entró en la mira del nuevo algoritmo de Google, buscador que anunció que todos los que ganan sus vínculos de retroceso a través de este método serán penalizados. No todos, ojo, sino solo los contenidos irrelevantes y de baja calidad que contienen enlaces que no tienen nada que ver con los sitios web en los que se publican.

Más es mejor

Esta máxima del SEO antiguo que señala que cuantos más sitios web consigas señalar, más valioso serán ante los ojos de Google, es hoy una falsedad. Y lo es prácticamente por la misma razón que la táctica anterior: la calidad hoy día priva más que la cantidad.

Repetición de palabras clave

Aquello de que cuantas más veces se repita una palabra clave, más alto será tu rango para ese término, ha quedado desacreditado totalmente pues ya no hace falta llevar prácticamente un recuento de keywords en los contenidos (ni en otros elementos). De hecho, exagerar podría considerase spam, así que hay que tener cuidado.

El tamaño importa y la optimización en la página lo es todo

No y no. Ya la alta autoridad de dominio o el gran tamaño y popularidad de un sitio no importan tanto como antes, y tampoco es efectivo concentrar esfuerzos en optimizar una página para una palabra clave en particular y tratar de obtener enlaces a ella. Lo que sí se debe hacer es trabajar en la construcción de toda una marca en torno a una frase relevante.