Mas Que Digital

Black Hat SEO: Una terrible técnica de posicionamiento web

El mundo del internet puede llegar a ser realmente competitivo. Las páginas web pugnan con ferocidad por hacerse un sitio en los lugares más privilegiados de los buscadores a través de técnicas como el SEO. Sin embargo, no siempre esas técnicas son las más apropiadas o las más lícitas, y en este campo entra lo que se llama el Black Hat SEO.

La también conocida como SEO de Sombrero Negro es una práctica que consiste en aprovecharse de las lagunas y vacíos de los reglamentos establecidos por los motores de búsqueda para posicionar rápidamente un sitio en internet, usando como paraguas protector una serie de herramientas que engañan tanto a los buscadores en sí como a los usuarios.

Por supuesto, la técnica es altamente ilícita, evidentemente penalizada, y un riesgo muy grande que suelen correr algunos webmasters en su afán de alcanzar objetivos expeditos. Buscadores como Google tienen mil y un maneras de detectar cuándo algunas páginas están siendo desleales y aplicando el Black Hat SEO, y siempre actúan eficientemente ya sea bajando puestos en sus listas a dichas páginas o, simplemente, eliminándolas.

Entre los muchos trucos que se utilizan en el SEO de Sombrero Negro están los siguientes:

  • El uso excesivo de palabras clave (ya sea en contenido creado por una persona o por un software), lo cual genera un llamado de alerta de los buscadores al percibir esto como un comportamiento poco natural y orgánico. Y hablando de contenidos…
  • La copia, duplicado y el plagio de material de otros sitios web es otra triquiñuela bastante utilizada y penalizada.
  • Las redirecciones hacia contenidos ajenos a los que inicialmente los usuarios querían ver e hicieron clic en los buscadores.
  • El ocultamiento de textos o enlaces, ya sea colocándole a dichos textos el mismo color del fondo de la página, escondiéndolos detrás de imágenes, o generando enlaces dentro de un solo carácter.
  • En cuanto a enlaces, otro truco es hacer intercambio de los mismos dentro de los sitios, generando una especie de red interconectada entre páginas para obligar al usuario a redirigirse.
  • Los usuarios mismos pueden caer en lo ilícito a través del spam que pueden generar en las secciones de comentarios de los portales. Esta es una técnica que se usa mucho con el fin de atacar a la competencia.

Y así, la lista podría continuar y continuar. Sin embargo, la lección que se debe aprender acá es que hay que evitar a toda costa caer en la sombra de la tentación del Sombrero Negro, y hay que ser muy cuidadosos a la hora de aplicar técnicas SEO porque, en muchos casos, se puede llegar a pasar esa línea (que divide lo legal con lo ilegal) de manera involuntaria. El resultado siempre será negativo.