Apple, un gigante tecnológico… ¿y de la moda?

Respondiendo de una vez el cuestionamiento del titular de esta nota: ¡No! ¡Para nada! El asunto es que Apple, esa enorme firma tecnológica que hoy día es la más valorada de todo el planeta, tuvo unos años 80 muy interesantes en los que decidió diversificar su modelo de negocio y lanzar toda una línea de ropa y complementos.

Así mismo como se oye: En 1986, la manzanita mordida (en medio de la primera separación de Steve Jobs como cabeza de la compañía) lanzó The Apple Collection, todo un catálogo que llegó a incluir no solo ropa (camisas, sudaderas, pantalones, etcétera) sino artículos como morrales y relojes. ¿La meta? ¡Que el mundo entero portara la marca encima!

¿El resultado? ¡Ninguno! Ya es historia y leyenda (casi olvidada, por cierto) como la iniciativa no solo no prosperó en lo más mínimo sino que se desvaneció hasta el punto que la empresa tecnológica solo se dedicó a producir la línea para uso exclusivo de empleados y trabajadores de la misma.

Y la noticia es relevante hoy día porque…

Además de ropa y complementos, The Apple Collection también incluyó un producto muy particular: ¡Zapatos! Unos calzados muy sencillos que lucen como otros en el mercado (nada especial, solo el logo y el nombre de Apple en ellos) y que jamás llegaron a producirse en masa… ¡Y esa es la noticia!

Hay tan pocos de estos zapatos en el mundo, que cuando un par aparece resulta todo un acontecimiento. ¿La prueba? La casa de subastas Heritage Auctions se ha hecho con una muestra del casi-imposible-de-conseguir calzado y lo va a estar ofreciendo este fin de semana. ¿Qué es lo espectacular? ¡Que el precio base es de 15 mil dólares!

Heritage Auctions estará haciendo la subasta a través de su perfil en eBay este próximo domingo y, a entender de los expertos, los zapatos de Apple pudieran llegar a ser vendidos muy por encima del precio inicial (repetimos, son muy raros): se está hablando incluso de que la puja podría alcanzar los 30 mil dólares, toda una buena cifra para tomar en cuenta por los fanáticos hardcore de Apple.