¡18 millones de mails! LinkedIn usó datos no autorizados para anunciarse en Facebook

Un estudio llevado a cabo por la Comisión de Protección de Datos de Irlanda (DPC, por sus siglas en inglés) reveló que la red social-laboral LinkedIn habría violado el Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea (RGPD) al manipular, sin autorización previa de los usuarios, más de 18 millones de correos electrónicos. ¿El fin? comprar anuncios en Facebook.

La investigación detalla que fue la sede de los Estados Unidos de LinkedIn la responsable del uso ilegítimo de los datos de millones de usuarios que no pertenecían a la plataforma. También explica que la sede de Irlanda fue la encargada de delegar la gestión de los datos de los miembros a LinkedIn Corp, y así ellos fuesen los responsables de sugerir amistades y redes de trabajo con sus algoritmos.

Que se haya descubierto todo este entramado fue producto de una denuncia inicial hecha en 2017 por parte de un usuario que se quejó con relación a la forma en que LinkedIn usaba los datos de las personas que no formaban parte de la base de esa red social. Ese caso particular se resolvió amistosamente entre las partes, y la plataforma laboral implementó acciones inmediatas al respecto… ahora bien, eso no detuvo el comienzo de toda la investigación que ha devenido en la revelación al arranque mencionada.

¿Consecuencias? LinkedIn asumió la culpa y admitió haber utilizado las direcciones de correo de forma poco transparente para lograr que más usuarios se registraran en su plataforma. Afirmaron que todo esto cambiará la forma en la que administrarán los datos de los miembros de la red social en Europa, así como el sistema de utilización de datos de no miembros para que hechos como este no se repitan… ¡Pero hasta ahí!

El equipo de LinkedIn ni ha emitido información con respecto a cómo se obtuvieron los 18 millones de emails ni los otros datos relacionados, ni tampoco ha resultado multado. ¿La razón? A pesar de que estas prácticas van en contra del reglamento establecido para proteger los datos de los usuarios, los hechos e investigaciones ocurrieron antes del 25 mayo de este año, fecha en la que entró en vigor la actual reglamentación.